Cambió todo

Ahora mismo tendría que estar pendiente de mis deportistas que hoy arrancaban temporada de triatlón, dándoles ultimas indicaciones, ánimos y que por supuesto disfrutasen, pero todo cambió hace unos días.

 

Este virus nos afecta a todos y en mayor o menor medida nuestras vidas son otras, al igual que nuestra temporada de triatlón será otra, pero eso no quita que nos tengamos que venir abajo, y que posiblemente lo que teníamos pensado hacer en abril, se haga en julio, o en septiembre. La planificación está para adaptarla, en este caso, adaptarla por una causa mayor como es esta.

 

Sinceramente he quedado sorprendido con los deportistas que tengo la suerte de ayudarles con el entrenamiento, no sé cuanto durará esto, no sé como estarán las fuerzas (sobre todo mentales) si esto se alarga, pero ahora mismo puede decir que prácticamente en su totalidad, las ganas por adaptar el entreno, por salvar esta racha haciendo en casa lo posible, por mantenerse activo y en definitiva por dejar esta situación atrás y volver a la normalidad es máxima. Por mi parte me siento infinitamente agradecido por la confianza y el esfuerzo de mantenerse conmigo en una situación así en la que en muchos casos el entrenamiento no es tan completo como lo era hace apenas una semana.

 

Pensemos que estamos lesionados, que tenemos alguna limitación, pero que esta lesión (como otras que seguro todos hemos pasado) se olvidará y nos recuperaremos totalmente para disfrutar de nuestro deporte, y en definitiva de esa normalidad que todos echamos de menos.

 

Te doy todo mi ánimo y fuerza para llevar esta situación lo mejor posible, y por supuesto, mucha salud. Hasta pronto!

Artículos Relacionados